Facebook
Twitter
Pide presupuesto

7 razones para contratar un arquitecto

Para conseguir el éxito en una reforma integral de una vivienda o apartamento, lo más conveniente es dejar la en manos de un arquitecto interiorista las cuestiones de diseño y gestión.

No solo conseguirá un resultado original y diferente, sino que abaratará los costes generales de la obra con sus consejos en materiales y su red de colaboradores.

Estas son las razones por las que conviene contratar un arquitecto para una reforma integral de diseño.

1. Originalidad, exclusividad y personalización del diseño. Un profesional del diseño como un arquitecto sabrá entender las necesidades y gustos del cliente. Adaptará sus ideas y visión del espacio a las necesidades del cliente. Trabajará como un sastre para adaptar cada elemento de la vivienda a los gustos del cliente, consiguiendo una vivienda exclusiva y personalizada.

2. Facilitar trámites y gestión. El arquitecto conoce todos los trámites y necesidades de la construcción de la vivienda. Podrá gestionar las licencias, los visados, los seguros si fuesen necesarios, las ayudas o subvenciones para vivienda que estén vigentes en ese momento, …. El proceso de construcción es complejo, pero un arquitecto-interiorista hará el trabajo por usted velando por sus intereses.

3. Cumplimiento Normativa. El arquitecto podrá diseñar una vivienda que cumpla con todas las leyes de calidad, sostenibilidad, seguridad, etc… para poder disfrutar de su vivienda con las máximas garantías.

4. Garantía y seguridad. Un proyecto de reforma de vivienda cuenta con la garantía del colegio oficial de arquitectos que vela por la seguridad y calidad de los proyectos supervisándolos. Además la propia obra cuenta con un seguro para cubrir los posibles daños causados durante la construcción, y en posibles desperfectos futuros.

5. Supervisión profesional en obra. El arquitecto revisará y supervisará todos los materiales y su colocación en obra. Evitando posibles futuros problemas, y el mal uso de algunos materiales. Detectará deficiencias de colocación y siempre velará por la calidad de su obra y los intereses del cliente, buscando que el proyecto real sea fiel a la calidad y exigencias del proyecto

6. Calidad del diseño. El arquitecto-interiorista conoce el mercado de la construcción, por lo que nadie mejor para aconsejarle sobre materiales, acabados, soluciones constructivas y decorativas. El arquitecto-interiorista es capaz de interpretar el espacio, la luz, las orientaciones de su inmueble. Sabe combinar los materiales, los muebles, … Su vivienda tendrá una calidad añadida.

7. Control del presupuesto. La planificación de la obra y la definición del proyecto son claves para evitar desviaciones de presupuesto. Nadie mejor que arquitecto podrá llevar el seguimiento semanal de la obra y de los costes respecto del planing inicial.

Basado en un artículo del Colegio Oficial de Diseñadores de Interior/Decoradores de Navarra http://www.codinternavarra.com/es/guia_decoracion/diez_razones.aspx